Tags: violacion

Porque gano Macri en la primera vuelta de las elecciones 2011 en la Ciudad

por Sebastian Florindo Email

Este es uno de los tantos análisis que se pueden encontrar en la web y medios de comunicación sobre la aplastante victoria que obtuvo el Jefe de Gobierno que se postulaba para la reelección. Cabe aclarar que en mi post "101 razones para no votar a Mauricio Macri el domingo 10 de julio de 2011" expliqué el porque no había que votar a Macri, esas 101 razones se suman a muchas otras, igualmente graves, que haya tantas cosas para criticarle al gobierno porteño realza la cuestión fundamental ¿Por qué supero el 47% de los votos en primera vuelta?

De ninguna manera me parece correcto culpar al electorado porteño, porque su forma de ser, en una proceso eleccionario, no debería ser objeto de críticas, sino tomado como un dato de la realidad, para realizar todo el proceso de campaña, desde el armado de listas, hasta los mensajes emitidos; tampoco puedo culpar al multimedio de comunicación hegemónico de haberlo apoyado o los recursos económicos con que contaron, por que estos son mas datos.
El candidato que salio tercero, bajó ostensiblemente su caudal de votos, la campaña de Proyecto Sur que llevaba como candidato a Fernando Pino Solanas bajó alrededor de la mitad de su porción del electorado porteño con respecto a la elección anterior. Creo que esta baja se puede atribuir a varias causas: 1) Que el candidato planeaba postularse para la presidencial de octubre y que no parecía tener un plan para la ciudad 2) Que el candidato cometió varios errores en cuanto al conocimiento de la ciudad, estos errores, como hablar de un número no exacto de comunas fue resaltado sobre todo por simpatizantes de oficialismo nacional 3) En el frente externo fue visto, en su política de alianzas, como poco consistente y fluctuante 4) La sospecha instalada en gran parte de la sociedad sobre una presunta responsabilidad en el incendio de los trenes del ferrocarril Sarmiento 5) En su aspecto físico se lo vio a Pino bastante envejecido, como sin fuerza para conducir un cargo ejecutivo 6) Relacionado con el punto “3” la mala y caótica política de alianza creó desconcierto entre sus militantes que no sabían que debían apoyar, así también, entre los grupos cercanos ideológicamente y dejados de lado se gesto un núcleo opositor a las listas de Proyecto Sur que restó apoyo y sumó criticas debilitando al movimiento. 7) Hubo una percepción de violación de la veda electoral, ya que aunque la ley no establece explícitamente a los medios digitales e Internet en esta, el votante promedio no se guía por el tecnicismo legal y confía más en su percepción. 8) Hubo algunas contradicciones desde el punto de vista ideológico que en ves de sumar de izquierda y derecha, resto de ambos lados. Esto es posiblemente porque el votante de Proyecto Sur es mas radicalizado en sus posturas y querer ser un partido “atrapa todo” le jugo en contra. 9) La percepción de gran parte del electorado de que el movimiento no cuenta con suficientes cuadros técnicos como para llevar adelante la administración de un poder ejecutivo local.

No creo que se pueda decir lo que dijo en candidato Pino Solanas en la aceptación de su derrota, de que esta fue porque no tenían recursos para competir con dos candidatos oficiales, ya que la persona es muy conocida y su discurso estaba bien instalado. Las razones, que yo puedo evaluar, por las cuales Pino cayo estrepitosamente en su caudal de votos comparando los comicios de 2009 y 2011 fueron desde el comienzo del proceso, la caída de 11.39 % es fácilmente explicable con este cúmulo de errores. Por cercanía ideológica era de esperar que la mayoría de estos votantes se traspasaran al Frente Para la Victoria, pero el candidato del oficialismo nacional solo subió un 4.01 % del electorado con relación al 2007. Aunque creció un 16.15 con relación a la mala elección del 2009. En el 2009 había un clima de hostilidad al gobierno nacional por el conflicto que suscito la resolución 125 de retenciones agropecuarias. Se puede ver que en algunos momentos la comparación de la elección del 2011 es con el 2007 y otras con el 2009, esto es porque con 2007 se compara con una elección ejecutiva y en 2009 por afinidad ideológica.
En un clima en el cual el oficialismo porteño no había hecho un buen papel de gobierno y el otro partido con importante cúmulo de votos perdió mucho caudal era de esperar que el Frente Para la Victoria, acompañado de la buena situación económica general del país, reciba mucho mas apoyo, que el ejecutivo local, por su mala gestión perdiera un par de puntos con relación al 2007 quedando en 40-42 % y Daniel Filmus en 34-36 % subiendo entre 10 y 12 puntos con relación a la anterior elección ejecutiva. En mi apreciación Filmus era el mejor candidato que podía tener el oficialismo nacional por sus antecedentes en la educación que es de suma importancia en la valoración cultural del electorado porteño. El proceso electoral porteño para el FPV empezó bien, ofreciendo tres precandidatos con capacidad técnica para gobernar la ciudad, el ministro de trabajo Carlos Tomada y el de Economía, Amado Boudou, finalmente candidato a vicepresidente. La elección de Filmus también fue buena, ya que no daba la sensación de dejar desprovisto al gobierno nacional de un ministro ocupando el candidato un cargo legislativo que es más fácilmente reemplazable. De ahí en mas fueron un cúmulo de metidas de pata por parte del FPV que paso a enumerar 1) La elección de Carlos Tomada como compañero de formula generó dudas en cuando a quien ocuparía ese cargo en una eventual reelección de la presidenta Cristina Fernández 2) Haber aceptado una lista colectora de Aníbal Ibarra, ex Jefe de Gobierno porteño destituido tras la tragedia de Cromagnon 3) Haber encabezando la lista de candidatos a legisladores porteños a Juan Cabandie, militante de “La Cámpora” poco conocido y con no mas trayectoria pública que ser hijo de desaparecidos 4) La designación a dedo de los candidatos, eliminando toda democracia interna, que generó un sentimiento de imposición que los porteños no toleran 5) La sensación que tuvieron muchos porteños de falta de respeto cuando la presidenta dijo que la ciudad era un refugio electoral, esto sin dudas aleja a los votantes de Pino Solanas 6) Enojo del peronismo al ser excluido del armado de las listas que benefició a los militantes de “La Cámpora”.7) Malas respuestas y ambiguas ante los escándalos mediáticos por el “escándalo” que involucra a los hermanos Schoklender y a la fundación constructora de viviendas de la madres de plaza de mayo aliadas al gobierno nacional. 8) Que el candidato Daniel Filmus se haya retractado de su intención de debatir en el canal opositor de noticias de cable TN (Todo Noticias), cuando anteriormente si lo había hecho.9) Un discurso poco dirigido a los porteños y mas a la nación hizo que muchos votantes no pudieran entenderlo. 10) Algunos errores técnicos, como por ejemplo, poner en un spot de plan de subterráneos donde se comunica la inauguración de la combinación entre dos líneas que existen hace varios años. 11) La crítica al gobierno local de no construir viviendas se volvió en contra, cuando estas debían ser construidas por la fundación de Madres de Plaza de Mayo.12) El desprecio que sintieron muchos militantes del FPV hizo que no militaran convencidamente y que muchos, aún de acuerdo con el gobierno nacional lo castigaran en la urna. 13) La sensación de que por defender el proyecto nacional Filmus no iba a defender la autonomía local. 14) Porque el cinturón de seguridad de la zona sur, dos semanas antes de las elecciones fue vista como oportunismo electoral y no un serio plan de seguridad. 15) Por el mal plan de prevención que se efectuó en torno al club atlético River Plate, cuando este se fue al descenso.16) La inauguración de la terminal C de Ezeiza como una violación de la veda electoral, aunque no lo haya sido por estar en otro distrito electoral.

De cara a la segunda vuelta, en estos 4 días, el FPV ha seguido acumulando errores:
1) El decir que los porteños no saben votar es una afrenta a los ciudadanos. 2) Los dichos del cantautor Fito Paez de que la mitad de los porteños le da asco no fue suficientemente rebatida por el propio FPV. 3) El discurso del candidato el día de la elección tratando de hacer de la derrota una victoria le resta credibilidad. 4) Las discusiones entre el candidato a Jefe de Gobierno y el Jefe de Gabinete Nacional, Anibal Fernandez le quita sustento. 5) La gran percepción de que el resultado es irreversible y que ir a la segunda vuelta es visto como el capricho del uso de un derecho que genera gastos y complicaciones a la ciudadanía tendrá el 31 de julio un nuevo motivo de castigo en las urnas que puede llegar a afectar a la reelección presidencial. 6) El que parece que no se dan cuenta de su derrota y sus errores. 7) La mala lectura que me parece, están haciendo de la voluntad ciudadana de sumar un nuevo acto electoral al agitado calendario porteño de 2011.

El argentino promedio no esta en contra del delito

por Sebastian Florindo Email

El argentino promedio no esta en contra del delito

El Argentino promedio no esta en contra del delito, esta frase, chocante de por si, pretende introducirnos en una meditación. Como puntos aclaratorios diré que cuando me refiero al “argentino” hablo de la mayoría de la población y por delito tomare a toda la violación de las normas.

Hoy esta muy de moda, impulsado por los medios masivos de comunicación, hablar de imputabilidad de menores y penas mas duras, llegando incluso al pedido de pena de muerte.

En una situación habitual en la Metrópoli de Buenos Aires podemos analizar un caso testigo, del cual se puede extraer una lógica que se repite en otros ámbitos.

Un colectivo va con exceso de velocidad, sin detenerse donde los pasajeros desean subir. En general esta violación de las normas genera que los pasajeros varados insulten o hagan gestos, y dada la oportunidad (Por ejemplo que el colectivo sea detenido por un semáforo o por el trafico), llegar hasta el medio de transporte y golpear la puerta, a veces con violencia; en este caso es claro que las victimas que quedan varadas reaccionan.

Del colectivero infractor, siendo alguien que no acata las normas, no se puede esperar mucho, las autoridades de transito suelen estar ausentes o en caso de que estén suelen mirar para otro lado, estas cosas se han dicho mucho, pero se puede ir mas allá. ¿Qué pasa con los pasajeros que están en el medio de transporte? Cualquiera sabe que los pasajeros, en general, no solo no alzan la voz en señal de protesta, sino que suelen quedar complacidos por que llegaran a destino más rápidamente. Hasta acá parece claro que lo que importa para pasar a la acción es ser victima y no que se viole la norma.

Este argumento de que al argentino no le molesta el delito sino ser la víctima, se podría objetar diciendo que en las marchas por pedido se seguridad hay mucha gente, que sin ser victima, participa. Esto me parece que no es tan así, ya que la persona que acompaña, generalmente se siente victima por un sentimiento de empatía. La muy oída frase “a cualquiera le puede tocar” no hace mas que confirmar que uno “salta” solo cuando se siente víctima y si no prefiere no meterse, y una sociedad funciona bien, solo en marcos de solidaridad y respeto, cuando un individuo se preocupa hasta por lo no puede afectar. Este no meterse muchas veces implica una complicidad por omisión y no seria complicidad en el caso de que alzar la voz imponga un gran riesgo para la persona.

Ahora veamos, somos cómplices por omisión, y no solo eso, sino que nos solemos sentir reconfortados cuando de la violación a la norma obtenemos un beneficio (Cuando el colectivo no le para a los demás llegamos más rápido). Este es el problema social con el delito, a mi entender. Porque es entendible que los delincuentes delincan, eso los define como tales, pero si hay 30.000.000 de cómplices, aunque sea por omisión, en el país (excluyo a los menores por su imputabilidad) el tema se complica.

El artículo 108 del código penal argentino dice:

Art.108.- Será reprimido con multa de $ 750 a $ 12.500, el que encontrando perdido o desamparado a un menor de diez años o a una persona herida o inválida o amenazada de un peligro cualquiera, omitiere prestarle el auxilio necesario, cuando pudiere hacerlo sin riesgo personal o no diere aviso inmediatamente a la autoridad.
(texto originario con la modificación dispuesta por la ley 24286 en cuanto al monto de la multa).”

Este articulo refuerza la idea de que el delito esta mucho mas extendido de lo que pretendemos. ¿Cuánta gente circula por Retiro a Constitución? ¿Cuántos prestan auxilio a los niños de la calle? Parecería que para la gente “de bien” hay “no delitos”, que son los que no los afectan ni directamente ni empáticamente y delitos malos, que son los que les puede suceder. Así creo que no se puede combatir la criminalidad, porque simplemente toda la sociedad esta inserta en el sistema criminal y ayuda a su reproducción.

Sebastian Florindo

26 de abril de 2009