Tags: salud

Pequeña epistemología de la reincidencia

por Sebastian Florindo Email

Pequeña epistemología de la reincidencia*

La reincidencia es la figura legal que establece que alguien que cometió un delito, y fue condenado, ante la comisión de un nuevo delito será sancionado más duramente. Esto no solo parece ser el encubrimiento de una penalidad, mas allá de la pena establecida, sino que sienta las bases para una sociedad aristocrática - donde habita gente de bien y reincidentes, que deberían ser castigados más duramente- sino que también implica un vicio a los juicios que involucran a los que tienen antecedentes.

Cuando se escucha el galope de cascos, se suele pensar en caballos, nunca en cebras; pero no tenemos forma de saber hasta no hacer otras comprobaciones si son realmente caballos. De la misma manera, cuando una persona con frondosos antecedentes se enfrenta al tribunal, se suele pensar en su culpabilidad, y esto antes de cualquier comprobación positiva. Y es más, quizá llegó al tribunal porque las fuerzas policiales cometieron el mismo prejuicio epistemológico, y se puede ir aún afuera del poder punitivo estatal y pensar que la persona con antecedentes fue denunciada solo por tener estos. Total el camino a la condena para estas personas con prontuario es más fácil que para otros, y tiene como corolario que el que denuncia sin fundamentos también sabe que será menos posible que sea condenado por su fabulación dañina, y por eso ante la persona con antecedentes se suele denunciar con mayor impunidad.

Todos hemos sufrido en carne propia, en familiares o conocidos, historias médicas de personas con dolencias que arrastran por meses, años e incluso décadas, sin solución, y conocemos algunos casos en los que lustros después se descubre que la dolencia tenía otra génesis, y recién ahí se puede empezar a tratar el problema realmente y dejar de dar paliativos que, muchas veces, son inútiles, y casi siempre con efectos colaterales. Básicamente el error del tratamiento por años suele ser producto de un primer diagnostico errado, que hace repetir la practica médica. En medicina cuesta la salud y la vida, en la justicia, la libertad, la salud y la vida.

Ya vimos que los antecedentes vician los juicios posteriores. Si a esto le agregamos que el antecedente también puede ser erróneo, no se puede más concluir que epistemológicamente el uso de antecedentes es un disparate a la hora de administrar justicia, un disparate que excede a los acusados en juicios ya que los antecedentes suelen "contagiar" al barrio, que es tildado de peligroso y hace que ante un delito no resuelto se mire naturalmente a una zona geográfica en una socialización de antecedentes.

Sebastian Florindo, Buenos Aires 28-5-2014

Nota escrita para la Asociación Pensamiento Penal. Publicado originalmente en La Revista Pensamiento Penal.

Alergia al látex

por Sebastian Florindo Email

Alergia al látex




Protegerse del HIV u otras enfermedades ya no es tan fácil e incluso contraproducente. El látex producto derivado del Hevea Brasiliensis, al igual que el caucho es altamente alergénico.

El caucho, producto que se desarrollo principalmente a finales de siglo XIX empezó a causar estragos. La alergia al látex - como se la denomina – esta siendo cada vez mas común. Afectando a mas de la mitad de algunos grupos de riesgo como ser las personas con espina bifida. El porque si llevamos mas de un siglo conviviendo con el caucho, la alergia surgió en los últimos 35 años es motivo de discusión. Una razón para este surgimiento tardío es que anteriormente no se prestaba atención, pero sin embargo la epidemia de la alergia al látex se masifico en finales de la década 1980, presumiblemente por las medidas tomadas en la prevención del SIDA y la hepatitis B. Estas prevenciones tuvieron un doble efecto en la industria del caucho. Por un lado aumento la demanda, por otro lado para satisfacer esa creciente demanda se modificaron los procesos productivos dejando mas proteínas causantes de la alergia al látex en el producto final.

En la actualidad no existe cura para este mal, y las medicinas son paliativas con una confiabilidad dudable. Pero sin introducirme en conceptos médicos continuare con un análisis social de la problemática. Los alérgicos al látex se encuentran con dificultades diariamente debido a este mal, ya que del caucho y sus derivados existen 40.000 productos extrahospitalarios y otros 40.000 intrahospitalarios aproximadamente, lo que hace que evitar el látex sea una tarea muy compleja, estresante y muchas veces condenada al fracaso. Para tener una idea de los objetos que poseen caucho basta recorrer una lista significativa: Preservativos, guantes quirúrgicos, chupones de bebes, suelas de zapatillas, goma de borrar, banditas elásticas, esmaltes de uñas, émbolos de jeringas, alfombras y botones de controles remotos y teléfonos. Siendo el hospital el lugar con mas productos de látex. En la vida cotidiana ser alérgico al látex significa estar excluido de muchas actividades o realizarlas con mucho riesgo. Desde ir al dentista hasta viajar en un medio de transporte publico se torna riesgoso. Hay que tener en cuenta que existen tres vías de contacto con el caucho, la aérea, respirando partículas de caucho que flotan en el aire, por contacto, tocando productos que contengan látex o goma o superficies contaminadas con polvo de estos y por ingestión, siendo las partículas que se pegan a la comida cuando se preparan estas usando guantes de látex la causa.
Existen reportes que indican que muchos médicos, especialmente cirujanos, hay tenido dificultades debido al desarrollo de la alergia al látex, en muchos casos implicando que tengan que cambiar de especialidad o abandonar la profesión.

En los Estados Unidos y España ya existen centros hospitalarios o pabellones libres de látex. En muchos estados de Estados Unidos se prohibieron los guantes de látex en los establecimientos alimenticios y en el país del norte existe la semana de concientizacion de la alergia al látex, lo que si se compara con el día de concientizacion por el SIDA da la magnitud del problema.
Desgraciadamente en la Argentina aun se vive el proceso inverso siendo este material cada vez mas utilizado a pesar de las dificultades que trae a los alérgicos y su capacidad de generar mas alérgicos. La legislación sigue siendo pro-latex, socialmente existe la creencia de que es bueno para la salud. No se toman medidas para la atención sanitaria de los alérgicos y estos sufren discriminación. La falta de conocimiento de este mal llega a la gente que ignora el problema a probar a los alérgicos acercándoles productos de caucho queriendo demostrar que es una enfermedad psicosomática y poniendo en riesgo la vida del alérgico.
Para terminar me gustaría nombrar a los grupos de riesgo, personal sanitario, personal de limpieza, multioperados, trabajadores de la industria del caucho. Personas alérgicas al kiwi, la uva, los plátanos, las abejas entre otros. La alergia al látex afecta mas a las mujeres que a los hombres. Es importante saber que todos los usos del látex de caucho natural cuentan con substitutos, desde lycra hasta caucho sintético que no causa alergia.
Sebastián Florindo
29 de diciembre de 2006