Tags: pobreza

Planes anticrisis

por Sebastian Florindo Email

Planes anticrisis

En Argentina se escuchan voces que auguran una crisis, los motivos son varios, crisis internacional, desconfianza hacia el gobierno, falta de credibilidad de los datos del INDEC, factores climáticos, etc. Los resultados sin políticas activas son caída del consumo, tanto por falta de financiación, como por caídas de las expectativas. La caída del consumo genera en el mediano plazo despidos, y un circulo vicioso que los argentinos estamos acostumbrados.

La bibliografía económica recomienda políticas económicas expansivas; estas incluyen baja de impuestos y aumento del gasto público, esto se conoce como políticas keynesianas. Lamentablemente pocas veces se hace referencia a las productividades implícitas de cada obra en el mediano y largo plazo.

En momentos de recesión económica, a mi entender, se abre la posibilidad de realizar obras que en otro momento serian muy costosas. Una casa para personas indigentes se puede hacer en cualquier momento con un costo implícito similar, pero con un costo explicito diferencial, es decir, los costos de obreros y materiales suelen disminuir en tiempos de crisis, pero los costos indirectos (mas conocidos como externalidades) suelen ser estables. Hay otro tipo de gastos donde las externalidades suelen variar mucho, dependiendo de, si es tiempo de crisis o auge económico. Por ejemplo realizar un viaducto en una avenida de una gran ciudad, es mucho mas costoso en tiempo - de la gente que utiliza esa vía en momentos que hay mucho transito - y gastos en combustible, esto, que es una obviedad, muchas veces no es escuchado en los medios de comunicación.

Otro punto a tener en cuenta es como va a afectar esa obra a largo plazo, por ejemplo, un viaducto sobre la avenida 32 de La Plata daría un ahorro a largo plazo que mejoraría la productividad.

Por ultimo también hay costos que uno no puede afrontar como nación en tiempos de crisis. Por ejemplo, un plan de estimulo a la venta de heladeras implica que deben salir divisas del país en concepto de patentes y regalías. Lo que menos necesita el país es drenaje de fondos.

Por último es importante tener presente que las crisis siempre se han superado, y en el caso de la Argentina, muchas han comenzado con cuellos de botella, en los cuales la infraestructura pública y privada no puede abastecer la creciente demanda desembocando en inflación, preludio de la pobreza y caos social.

En este periodo de crisis económica, no se deberían repetir los errores del pasado, se debería hacer gasto publico, pero inteligentemente.

Lista de obras, a mi entender, prioritarias:

1) Gasoducto del noreste, así las personas de Misiones y Corrientes pueden producir sin necesidad del gasto diferencial que imponen las garrafas.

2) Soterramiento del ferrocarril Sarmiento en Capital Federal, para evitar los millones de pesos que se gastan diariamente en horas hombre y combustible en las demoras

3) Rehabilitación ferroviaria y de hidrovías, así cuando el mundo vuelva a demandar nuestros productos podemos ser mas productivos y ganar nuevos mercados

4) Inversión en generación y distribución eléctrica, así ante futuros auges económicos la no debamos optar entre suspensiones o apagones como paso en el 2005.

5) Exploración en minería, así cuando el mundo vuelva a demandar sabremos donde esta lo que queremos vender.

6) Cuidado ecológico, muchas industrias contaminan y en épocas de auge económico no pueden parar su producción para realizar mejoras, durante la crisis económica la industria ya esta parada, el lucro cesante, y por lo tanto el costo de adecuación es menor. Esto a mediano plazo provoca un ahorro en gastos de salud.

7) Educación: en épocas de auge económico muchas personas están en el dilema de estudiar o trabajar, cuando perdieron el empleo ese dilema desaparece. Educar a la gente da empleo y aumenta las posibilidades futuras de la Nación que contará con mayores recursos humanos.

Estas medidas nos preparan para un futuro mejor como país, y si bien no es una venta de heladeras, estoy convencido que las heladeras se venderán por si mismas.

Sebastian Florindo
5 de febrero de 2009

Sobre la acumulación de la riqueza

por Sebastian Florindo Email

Sobre la acumulación de la riqueza


La acumulación de la riqueza casi siempre se analiza y plantea en el nivel personal, es decir, familias ricas, pero esta no es la única manera.

A finales de 2006 en Buenos Aires nos encontramos con barrios donde las construcciones están en auge. Estos barrios donde se construye tienen la características de ser de clase media o clase media alta y los edificios apuntan compradores en los estratos mas pudientes de la sociedad. La primera contradicción que encontramos es que se construye donde ya son zonas ricas; esto tiene varias contra:
• El precio del terreno es mayor, aumentando el costo de construcción y disminuyendo las ganancias de los inversionistas.
• El costo de las externalidades es mayor dado que al ser estos barrios con elevada densidad poblacional, las molestias causadas por la construcción afectan a mayor cantidad de gente.
• La adecuación de los servicios públicos se vuelve mas costosa y difícil. Construir un hospital o una escuela donde ya no hay espacio libre disponible, es un desafió. Incluso se llega a derribar servicios esenciales para aumentar la población ( como es el caso de la escuela de las Americas ).
• La polución aumenta debido al aumento de transito que provoca congestionamientos, generando además una importante perdida de horas hombre.
• Los lugares que no aumentan su población y se alejan de los valores de las grandes áreas poblacionales ven aumentar sus costos relativos de comunicaciones, transportes y servicios por no llegar a tener una economía de escala

Para evitar estas consecuencias el
estado cuenta con diferentes herramientas, como ser la zonificación y reglamentación.
Sin dudas el elevado nivel de construcción en determinadas zonas implica una concentración de la inversión y la riqueza, pero ya no en familias sino una concentración geográfica. Pero la asimetría no se da solo en el entorno de capital federal
entre barrios ricos y barrios pobres; también existe una asimetría con otros puntos del país que quedan rezagados.
Parece al menos simplemente injusto que ciertos lugares permanezcan al margen del progreso que vive en la actualidad una parte de la Argentina. Se genera un ciclo vicioso en el que las áreas atrasadas son operativamente inútiles, sin transportes y comunicaciones adecuadas, la carga impositiva aumenta lo que hace menos atractivas a las inversiones, sumiendo a estas áreas en un retrazo aun mayor con respecto a las regiones mas avanzadas.

Un proyecto de país federal debe promover el desarrollo parejo en todo su territorio por que a la larga esto no es solo lo moralmente correcto sino que es lo económica y ecológicamente mas sustentable. Disminuir los costos de transporte significa optimizar los recursos.

Sebastián Florindo
26 de diciembre de 2006

El problema del INDEC

por Sebastian Florindo Email

El problema del INDEC

Mas allá de las cuestiones políticas, que es políticamente incorrecto tener altas tasas de inflación, el conflicto y la desconfianza en el

INDEC genera inflación, pobreza y desempleo. Genera inflación ya que las empresas al no poder confiar en los índices oficiales requieren contratar empleados que se ocupen de calcular la marcha de la economía. Genera pobreza por que este índice viciado dificulta las negociaciones saláriales de los trabajadores, ajustándolas a los índices subestimados lo que sin duda empobrece a este sector. Genera desempleo porque muchas empresas no están dispuestas a invertir en un país imprevisible. Tres problemas, una solución, un INDEC sin ingerencia política.

7 de noviembre de 2007
Sebastian Florindo