Tags: libertad

Batán, más que una cárcel

por Sebastian Florindo Email

Batán, más que una cárcel

Batán es una de las cárceles más conocidas, y no por estar cerca del destino turístico más popular del país, si no por haber alojado al ex campeón mundial de boxeo Carlos Monzón: Pero sin dudas ambas características son inseparables que ya Monzón termino ahí por un hecho ocurrido en sus vacaciones.

Pero Batán no es solo una de las llamadas "cárceles modelos" sino que es un modelo de deshumanización y degradación, con una alimentación que no supera los 200 gramos diarios de mala calidad, según denunciaron el defensor ante Casación, Mario Coriolano; la defensora general marplatense, Cecilia Boeri, y la secretaria de Ejecución Penal de esa jurisdicción, Fabiana Danti, y que fue corroborado por el Juez de Necochea Mario Juliano [1]
Esta cárcel recoge unos eventos poco conocidos de la historia argentina, de una Argentina que se había globalizado, que había incursionado militarmente en casi todo el globo. Es sabido que la independencia argentina, o en aquel entonces Provincias Unidas del Rio de la Plata hubiera sido más difícil si Francia no hubiera invadido España provocando la orfandad local. Sin embargo Francia no solo le dio sentido de oportunidad a la argentina para independizarse de España, también proveyó de uno de los militares argentinos más notables: Hipólito Bouchard(1780-1837), quien cobro relevancia en los mares.

Bouchard estuvo al mando del crucero corsario "La Argentina" entre 1817 y 1819, sus acciones fueron muchas, se intento bloquear Manila, actual capital de Las Filipinas, se tomo el puerto de Santa Cruz - también en Las Filipinas; se desistió de tomar la costa china; se asedio Hawai - y se dice que el rey Kamehameha, habría aceptado la soberanía de las provincias unidas del Rio de la Plata; se tomo Monterrey -actual México- a fines de 1818, y de ahí se tomo un rancho en la actual Santa Bárbara, California, Estados Unidos, y luego la isla de Santa Cruz cercana a California. Ya en 1819 se bloquearon puertos mexicanos, luego se ataco al territorio centroamericano y el periplo termino en Valparaiso, Chile, cuando Bouchard se unió a la lucha independentista de San Martin.
Sin dudas Las Provincias Unidas del Rio de la Plata ya tenían identificación con el nombre Argentina, sin dudas la Argentina recorrió el mundo con imperio liberador, luchando contra el alicaído imperio monárquico, era el imperio de las ideas de Esteban Echeverría que iba junto a Bouchard, era el imperio argentino. Como recuerdo de la aventura imperial argentina surgieron la histórica bandera filipina adoptada por el Katipunan en 1897 que con su sol recuerda a nuestra insignia patria ya que posee el mismo diseño facial, así como también, aunque en menor medida y con un sol un poco distinto, la actual bandera de las filipinas; y la indudable similitud en colores - aunque no en forma- con la actual bandera de Guatemala, y las aun más parecidas Nicaragua, El Salvador, y Honduras con sus franjas celeste, blanca y celeste como la Argentina, con la sola modificación del escudo central.

En la cárcel bonaerense la libertad muto en encierro, los bastos océanos en pequeñas cubetas de agua estancada. La cárcel que tomo su nombre del imperio argentino, es el nombre de una isla asediada por La Argentina, el crucero corsario de las Provincias Unidas del Rio de la Plata. Batan fue una batalla económica y cultural en el siglo XIX, Batan es una batalla económica y cultural en el siglo XXI: Solo que ahora la cultura no es de libertad, si no de encierro; no de comercio, si no de escases. El imperio militar se transformo en un imperio policial, los soldados y marinos, en guardia cárceles; los otros- que eran los de afuera-, ahora son los de adentro, porque Batán es como diría Karl Marx: "Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvido de agregar: una como tragedia y la otra como farsa" [2] ya que una acción militar siempre es una tragedia y creer que cárcel de Batán es seguridad, como vimos, es una farsa

[1] http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-221435-2013-06-03.html Vista el 25 de junio de 2014
[2] Karl Marx: "Las luchas de clases en Francia de 1848 a 1850" y "El dieciocho brumario de Luis Bonaparte" Pag 213. Colección Austral, Ed. Espasa Calpe 1995
Sebastián Florindo 28 de junio de 2014

Pequeña epistemología de la reincidencia

por Sebastian Florindo Email

Pequeña epistemología de la reincidencia*

La reincidencia es la figura legal que establece que alguien que cometió un delito, y fue condenado, ante la comisión de un nuevo delito será sancionado más duramente. Esto no solo parece ser el encubrimiento de una penalidad, mas allá de la pena establecida, sino que sienta las bases para una sociedad aristocrática - donde habita gente de bien y reincidentes, que deberían ser castigados más duramente- sino que también implica un vicio a los juicios que involucran a los que tienen antecedentes.

Cuando se escucha el galope de cascos, se suele pensar en caballos, nunca en cebras; pero no tenemos forma de saber hasta no hacer otras comprobaciones si son realmente caballos. De la misma manera, cuando una persona con frondosos antecedentes se enfrenta al tribunal, se suele pensar en su culpabilidad, y esto antes de cualquier comprobación positiva. Y es más, quizá llegó al tribunal porque las fuerzas policiales cometieron el mismo prejuicio epistemológico, y se puede ir aún afuera del poder punitivo estatal y pensar que la persona con antecedentes fue denunciada solo por tener estos. Total el camino a la condena para estas personas con prontuario es más fácil que para otros, y tiene como corolario que el que denuncia sin fundamentos también sabe que será menos posible que sea condenado por su fabulación dañina, y por eso ante la persona con antecedentes se suele denunciar con mayor impunidad.

Todos hemos sufrido en carne propia, en familiares o conocidos, historias médicas de personas con dolencias que arrastran por meses, años e incluso décadas, sin solución, y conocemos algunos casos en los que lustros después se descubre que la dolencia tenía otra génesis, y recién ahí se puede empezar a tratar el problema realmente y dejar de dar paliativos que, muchas veces, son inútiles, y casi siempre con efectos colaterales. Básicamente el error del tratamiento por años suele ser producto de un primer diagnostico errado, que hace repetir la practica médica. En medicina cuesta la salud y la vida, en la justicia, la libertad, la salud y la vida.

Ya vimos que los antecedentes vician los juicios posteriores. Si a esto le agregamos que el antecedente también puede ser erróneo, no se puede más concluir que epistemológicamente el uso de antecedentes es un disparate a la hora de administrar justicia, un disparate que excede a los acusados en juicios ya que los antecedentes suelen "contagiar" al barrio, que es tildado de peligroso y hace que ante un delito no resuelto se mire naturalmente a una zona geográfica en una socialización de antecedentes.

Sebastian Florindo, Buenos Aires 28-5-2014

Nota escrita para la Asociación Pensamiento Penal. Publicado originalmente en La Revista Pensamiento Penal.

Sobre el mito de la libertad de prensa

por Sebastian Florindo Email

Sobre el mito de la libertad de prensa

Uno de los fundamentos del mal llamado sistema democrático es la libertad de prensa. Este derecho implica la libre circulación de ideas y noticias. Analizando esta libertad nos encontramos con distintas objeciones.

Por un lado, la libertad esta truncada por los mismos sujetos que no cuentan con las capacidades para acceder a las distintas informaciones, y por el otro lado a los que podemos llamar productores de noticias.

Los receptores encuentran limitaciones fácticas, por ejemplo el analfabetismo para acceder a los medios impresos. Y por el otro están las limitaciones en la comprensión. Estas limitaciones dependen también en parte de los productores, que pueden utilizar lenguaje grandilocuente y técnico que escapa a la comprensión de la mayoría de los mortales.

Hasta acá se analizaron cuestiones técnicas dejando de lado las ideológicas, que son las que son realmente materia de análisis comúnmente. Listas negras que funcionan durante las dictaduras fueron y son el objeto de repudio colectivo, ya que el gobierno, mediante la coerción limitaba la expresión.

Hoy en democracia, y con un grado de “libertad” mayor nos encontramos que la libertad de prensa no es tal. Los censores oficiales apoyados en ideologías fueron sustituidos por censores privados fundados sobre el lucro económico que utilizan a expertos en mercadotecnia y lobbystas como herramientas para maximizar las utilidades. ¿Quién podría negar esta realidad?

En lo visto hasta acá pareciera que el discurso de la libertad de prensa es solo un discurso utilizado por oligopolios y Trust en contra de otros sectores sociales. La necesidad de ampliar mercados y eliminar competidores implica la replicación de noticias en medios que se presentan ante la sociedad como competidores.

Si la democracia se fundamenta en gran parte en la libertad de prensa, y esta libertad es lo dicho hasta aquí, se esta en un grave problema ¿Qué democracia puede ser real si su base es falsa?

Por suerte no todo es tan oscuro y hay esperanza en las nuevas tecnologías con Internet a la cabeza que permite a más personas emitir sus noticias o pensamientos, con minima inversión, ampliando el abanico de posibilidades a los consumidores. Sin lugar a dudas esto no es suficiente, sigue habiendo millones de analfabetos tecnológicos que no pueden participar de esta tecnología. Por lo tanto, todo gobierno que se jacte de republicano y democrático no puede obviar la educación de las masas.

Sebastian Florindo
17 de diciembre de 2008