Tags: jujuy

Gobernación de Jujuy

por Sebastian Florindo Email

Gobernación de Jujuy

Ayer a la madrugada la pase frente a la gobernación de Jujuy, en la plaza principal de la capital provincial. Esta joven mujer haciendo topless me pareció digna de una reflexión. Desde la paradoja obvia que la "justicia" es capaz de condenar a aquellas mujeres que hagan lo que ella muestra, es decir, hacer topless, hasta la rigidez propia de una estatua que se contrapone a la fluidez social, a la varianza de la costumbre y a la heteronomia rectora de cada una de nuestras acciones.

La justicia en la gobernación, personificada en la estatua, también desecha la idea de división de poderes, ya que uno - la justicia - parece ser custodia del poder ejecutivo, como asimismo el poder ejecutivo es el instrumento por el cual la justicia se hace valer; de independencia de los poderes, a simple -para seguir con el tono sexuado de la escultura- orgiástica cruza de poderes, que unidas en santo matrimonio -por decretos constitucionales- terminan haciéndose una, haciéndose carne de su carne; y tampoco es arbitrario que use términos cristianos, ya que como testigo firme de esta santa unión, se encuentra ni mas, ni menos, que la catedral jujeña, como dando el visto bueno a esta división de poderes que no es tal, y como queriendo ser invitada a la fiesta. Pero como si eso fuera poco también se encuentra la policía provincial, ocupando el edificio del viejo cabildo, porque el pueblo reunido se ha retirado de este lugar cívico, y dejo en su lugar al aparato armado del poder; para dejarlo a las armas que responden al poder que dicen representar al pueblo, pero que lejos de este, adquirió autonomía; y con su poder habla en nombre de otros para penarlos según lo que considere necesario esgrimiendo la propia defensa de los penados en nombre de la justicia; justicia que se llama neutral, pero que sigue estando con el poder, separado de la plaza donde camina el pueblo jujeño - y sus visitantes- por una fría reja de metal que separa a los unos de los otros; al poder del resto.
Gobernación de Jujuy.

Buenos Aires, 25 de Noviembre de 2014

Sobre la pena de muerte

por Sebastian Florindo Email

Susana Gimenez sufrió la muerte de un ser querido, y con la frase “el que mata, tiene que morir” se desato el debate. Marcelo Tinelli salio a respaldar a la diva.

El análisis lo voy a empezar como se debe por el principio.
Susana Gimenez dijo “el que mata, tiene que morir”; habría que empezar analizando cuando una persona mata. La obviedad dice que mata el que dispara, el que golpea, el que envenena o el que da una orden explicita… pero quedarían de lado asesinatos mas sutiles. Los distintos crimines sutiles incluyen el hambre de niños que desembocan en enfermedades graves o muertes, los niños se hambrean muchas, o casi siempre por malas políticas, que son realizadas por políticos incompetentes o corruptos. El cómplice también es pasible de penas, según nuestra legislación. Señora Susana Gimenez ¿Usted nunca apoyo a políticos corruptos o incompetentes? Piénselo ¿No seria cómplice? ¿Qué pena le cabria a usted? No se habla de una muerte, sino de cientos. Señora, si el “que mata debe morir” usted se retrotrae siglos hasta la ley del talión que ya figuraba en el código de Hammurabi y en el Éxodo del Antiguo Testamento. Si uno se retrotrae tanto puede pasar por momentos en el que las mujeres que se divorciaban eran apedreadas ¿Qué le esperaría a usted? Una persona que tiene tanta llegada al público debería tener cuidado con lo que dice, máxime si esa persona ha sido elevada a “ídola” y mucha gente esta dispuesta a seguirla sin mayor reflexión.
Ahora continuemos con las declaraciones de Marcelo Tinelli.
“Los delincuentes están todos libres y yo tengo que vivir en un country encerrado entre rejas. Así va a terminar esto, los delincuentes afuera y nosotros, los honestos que pagamos los impuestos y queremos vivir en paz, entre las rejas”

Señor Tinelli, usted en sus programas viola todo el tiempo las normas, lucra con eso. He visto en programas como TVR imágenes eróticas y hasta desnudos, en sus programas, cuando hay niños presentes. Recuerdo que usted le pregunto al hijo de una modelo si le podía cortar la pollera a la madre ¿Eso es ser honesto? ¿Cuántas veces ha sido citado por el INADI por usar estereotipos discriminatorios y usted no respondió? Uno no es honesto solo por pagar impuestos, también es importante el como se factura ¿me diría que un narcotraficante que paga impuestos para blanquear dinero es honesto?

"(En) este país es siempre mejor echarle la culpa al otro. El derecho a vivir es fundamental, los chicos no pueden salir a la calle”.

Debo decir que coincido plenamente con usted, el derecho a vivir es fundamental, pero desgraciadamente la vida y la muerte parecen tener un precio tabulado. Si matan al florista de Susana Gimenez, esta noticia recorre los medios por los pedidos de justicia y mano dura, si muere un chico por la pobreza en Jujuy difícilmente consiga el cajón para enterrarlo. Que maten al hijo de Bloomberg es noticia, pero el hambre mata sin pena ni gloria. Quizá si los niños no estuvieran expuestos a la desprotección y el olvido podremos soñar con un futuro mas seguro para todos, por que les recuerdo que cuando un niño de 3 años muere por que lo pisa un tren por que vive en una casa de cartón a dos metros de las vías, también es inseguridad. También le recuerdo que hay muchos chicos que simplemente no pueden “salir” a la calle por que viven en ella.

“Acá son todas palabras y no hay una decisión real por hacer algo. En algún momento hay que hacer las cosas más allá que a alguno le moleste. Este no es un problema de este Gobierno, viene desde antes, pero ¿Qué se hace por la seguridad? Absolutamente nada”

Claro, no empezó con Cristina Fernández, empezó con Néstor Kirchner ¿O con Carlos Menem? Coincido con usted hay que hacer algo por la seguridad, empezaría por defender a los niños del contenido nocivo que impunemente escupe el televisor. Estoy seguro que usted puede colaborar por la seguridad.

“A mi me parece bárbaro lo de los derechos humanos, me parece perfecto y yo soy un luchador por los derechos humanos, pero el derecho humano también es la vida de una persona, el derecho a vivir. El derecho a vivir no está respetado porque salís a la calle y te asesinan”.

Con esta frase no se que pensar, cuando en su programa se ríen de las personas por la apariencia física, u objetivando a las mujeres; el sueño es darle a alguien un tratamiento médico, quedando este supeditado al azar y no al derecho humano, y donde pareciera que se lucra con la desgracia ajena. ¿Dónde esta el derecho humano cuando hay tanta inequidad? La muerte no solo por armas, y los derechos humanos deben aplicar a todos

Estos personajes, que muestran desnudos, que parecen tolerar delitos si son cometidos por amigos parecen más que paladines de la seguridad, especuladores de la inseguridad y la inoperancia estatal.

Cuando se postula un cambio legal se debe tener un pensamiento amplio y no uno vacío cegado por la razón; las consecuencias de una mala política y una mala legislación puede tener malos efectos. Es muy interesante pensarlo humanamente, si hay gente que postula la pena de muerte el delincuente va a pensar “vos propones la pena de muerte, vos me querés matar ¿Por qué no matarte?”. Sinceramente pienso que la pena de muerte no reduce los asesinatos sino que los hace más fáciles, porque la misma ley del Talión la aplicarían los delincuentes y no solo se reducirían los asesinatos sino que se haría éticamente más aceptable para el delincuente matar.
Todo esto no quita que uno no entienda el dolor de las víctimas.

Sebastian Florindo
16 de marzo de 2009