Tags: ezeiza

Porque gano Macri en la primera vuelta de las elecciones 2011 en la Ciudad

por Sebastian Florindo Email

Este es uno de los tantos análisis que se pueden encontrar en la web y medios de comunicación sobre la aplastante victoria que obtuvo el Jefe de Gobierno que se postulaba para la reelección. Cabe aclarar que en mi post "101 razones para no votar a Mauricio Macri el domingo 10 de julio de 2011" expliqué el porque no había que votar a Macri, esas 101 razones se suman a muchas otras, igualmente graves, que haya tantas cosas para criticarle al gobierno porteño realza la cuestión fundamental ¿Por qué supero el 47% de los votos en primera vuelta?

De ninguna manera me parece correcto culpar al electorado porteño, porque su forma de ser, en una proceso eleccionario, no debería ser objeto de críticas, sino tomado como un dato de la realidad, para realizar todo el proceso de campaña, desde el armado de listas, hasta los mensajes emitidos; tampoco puedo culpar al multimedio de comunicación hegemónico de haberlo apoyado o los recursos económicos con que contaron, por que estos son mas datos.
El candidato que salio tercero, bajó ostensiblemente su caudal de votos, la campaña de Proyecto Sur que llevaba como candidato a Fernando Pino Solanas bajó alrededor de la mitad de su porción del electorado porteño con respecto a la elección anterior. Creo que esta baja se puede atribuir a varias causas: 1) Que el candidato planeaba postularse para la presidencial de octubre y que no parecía tener un plan para la ciudad 2) Que el candidato cometió varios errores en cuanto al conocimiento de la ciudad, estos errores, como hablar de un número no exacto de comunas fue resaltado sobre todo por simpatizantes de oficialismo nacional 3) En el frente externo fue visto, en su política de alianzas, como poco consistente y fluctuante 4) La sospecha instalada en gran parte de la sociedad sobre una presunta responsabilidad en el incendio de los trenes del ferrocarril Sarmiento 5) En su aspecto físico se lo vio a Pino bastante envejecido, como sin fuerza para conducir un cargo ejecutivo 6) Relacionado con el punto “3” la mala y caótica política de alianza creó desconcierto entre sus militantes que no sabían que debían apoyar, así también, entre los grupos cercanos ideológicamente y dejados de lado se gesto un núcleo opositor a las listas de Proyecto Sur que restó apoyo y sumó criticas debilitando al movimiento. 7) Hubo una percepción de violación de la veda electoral, ya que aunque la ley no establece explícitamente a los medios digitales e Internet en esta, el votante promedio no se guía por el tecnicismo legal y confía más en su percepción. 8) Hubo algunas contradicciones desde el punto de vista ideológico que en ves de sumar de izquierda y derecha, resto de ambos lados. Esto es posiblemente porque el votante de Proyecto Sur es mas radicalizado en sus posturas y querer ser un partido “atrapa todo” le jugo en contra. 9) La percepción de gran parte del electorado de que el movimiento no cuenta con suficientes cuadros técnicos como para llevar adelante la administración de un poder ejecutivo local.

No creo que se pueda decir lo que dijo en candidato Pino Solanas en la aceptación de su derrota, de que esta fue porque no tenían recursos para competir con dos candidatos oficiales, ya que la persona es muy conocida y su discurso estaba bien instalado. Las razones, que yo puedo evaluar, por las cuales Pino cayo estrepitosamente en su caudal de votos comparando los comicios de 2009 y 2011 fueron desde el comienzo del proceso, la caída de 11.39 % es fácilmente explicable con este cúmulo de errores. Por cercanía ideológica era de esperar que la mayoría de estos votantes se traspasaran al Frente Para la Victoria, pero el candidato del oficialismo nacional solo subió un 4.01 % del electorado con relación al 2007. Aunque creció un 16.15 con relación a la mala elección del 2009. En el 2009 había un clima de hostilidad al gobierno nacional por el conflicto que suscito la resolución 125 de retenciones agropecuarias. Se puede ver que en algunos momentos la comparación de la elección del 2011 es con el 2007 y otras con el 2009, esto es porque con 2007 se compara con una elección ejecutiva y en 2009 por afinidad ideológica.
En un clima en el cual el oficialismo porteño no había hecho un buen papel de gobierno y el otro partido con importante cúmulo de votos perdió mucho caudal era de esperar que el Frente Para la Victoria, acompañado de la buena situación económica general del país, reciba mucho mas apoyo, que el ejecutivo local, por su mala gestión perdiera un par de puntos con relación al 2007 quedando en 40-42 % y Daniel Filmus en 34-36 % subiendo entre 10 y 12 puntos con relación a la anterior elección ejecutiva. En mi apreciación Filmus era el mejor candidato que podía tener el oficialismo nacional por sus antecedentes en la educación que es de suma importancia en la valoración cultural del electorado porteño. El proceso electoral porteño para el FPV empezó bien, ofreciendo tres precandidatos con capacidad técnica para gobernar la ciudad, el ministro de trabajo Carlos Tomada y el de Economía, Amado Boudou, finalmente candidato a vicepresidente. La elección de Filmus también fue buena, ya que no daba la sensación de dejar desprovisto al gobierno nacional de un ministro ocupando el candidato un cargo legislativo que es más fácilmente reemplazable. De ahí en mas fueron un cúmulo de metidas de pata por parte del FPV que paso a enumerar 1) La elección de Carlos Tomada como compañero de formula generó dudas en cuando a quien ocuparía ese cargo en una eventual reelección de la presidenta Cristina Fernández 2) Haber aceptado una lista colectora de Aníbal Ibarra, ex Jefe de Gobierno porteño destituido tras la tragedia de Cromagnon 3) Haber encabezando la lista de candidatos a legisladores porteños a Juan Cabandie, militante de “La Cámpora” poco conocido y con no mas trayectoria pública que ser hijo de desaparecidos 4) La designación a dedo de los candidatos, eliminando toda democracia interna, que generó un sentimiento de imposición que los porteños no toleran 5) La sensación que tuvieron muchos porteños de falta de respeto cuando la presidenta dijo que la ciudad era un refugio electoral, esto sin dudas aleja a los votantes de Pino Solanas 6) Enojo del peronismo al ser excluido del armado de las listas que benefició a los militantes de “La Cámpora”.7) Malas respuestas y ambiguas ante los escándalos mediáticos por el “escándalo” que involucra a los hermanos Schoklender y a la fundación constructora de viviendas de la madres de plaza de mayo aliadas al gobierno nacional. 8) Que el candidato Daniel Filmus se haya retractado de su intención de debatir en el canal opositor de noticias de cable TN (Todo Noticias), cuando anteriormente si lo había hecho.9) Un discurso poco dirigido a los porteños y mas a la nación hizo que muchos votantes no pudieran entenderlo. 10) Algunos errores técnicos, como por ejemplo, poner en un spot de plan de subterráneos donde se comunica la inauguración de la combinación entre dos líneas que existen hace varios años. 11) La crítica al gobierno local de no construir viviendas se volvió en contra, cuando estas debían ser construidas por la fundación de Madres de Plaza de Mayo.12) El desprecio que sintieron muchos militantes del FPV hizo que no militaran convencidamente y que muchos, aún de acuerdo con el gobierno nacional lo castigaran en la urna. 13) La sensación de que por defender el proyecto nacional Filmus no iba a defender la autonomía local. 14) Porque el cinturón de seguridad de la zona sur, dos semanas antes de las elecciones fue vista como oportunismo electoral y no un serio plan de seguridad. 15) Por el mal plan de prevención que se efectuó en torno al club atlético River Plate, cuando este se fue al descenso.16) La inauguración de la terminal C de Ezeiza como una violación de la veda electoral, aunque no lo haya sido por estar en otro distrito electoral.

De cara a la segunda vuelta, en estos 4 días, el FPV ha seguido acumulando errores:
1) El decir que los porteños no saben votar es una afrenta a los ciudadanos. 2) Los dichos del cantautor Fito Paez de que la mitad de los porteños le da asco no fue suficientemente rebatida por el propio FPV. 3) El discurso del candidato el día de la elección tratando de hacer de la derrota una victoria le resta credibilidad. 4) Las discusiones entre el candidato a Jefe de Gobierno y el Jefe de Gabinete Nacional, Anibal Fernandez le quita sustento. 5) La gran percepción de que el resultado es irreversible y que ir a la segunda vuelta es visto como el capricho del uso de un derecho que genera gastos y complicaciones a la ciudadanía tendrá el 31 de julio un nuevo motivo de castigo en las urnas que puede llegar a afectar a la reelección presidencial. 6) El que parece que no se dan cuenta de su derrota y sus errores. 7) La mala lectura que me parece, están haciendo de la voluntad ciudadana de sumar un nuevo acto electoral al agitado calendario porteño de 2011.

Defender la muerte

por Sebastian Florindo Email

Defender la muerte

Cuando uno habla del corte de la ruta por parte de los asambleístas de Gualeguaychu en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se encuentra con una mayoría de personas que repudian el corte. Parecería el derecho a vacacionar en Punta del este es mayor al derecho de la gente de luchar por la salud y por la vida.

Pensándolo bien esto parece ser un patrón en la capital del país. Cuando se prohibió fumar en lugares públicos también salieron los defensores de la muerte embanderados bajo el derecho a fumar, a morir, a matar. Cuando los piqueteros cortaban en puente Pueyrredon en el sur de la ciudad a mediados de 2001, eran unos “vagos, negros de mierda” según la opinión general en la parte acomodada de ciudad;

No importaba que los chicos se murieran de hambre, y esto en sentido literal. Muchos chicos morían desnutridos o por falta de atención sanitaria, pero en la zona norte solo se salió a protestar con el corralito. Era mas entendible para este sector social luchar por el derecho a cambiar el auto o irse de vacaciones a Miami que que el sector pobre luche por la vida. Con la crisis energética se habla de poner centrales atómicas para abastecer la demanda creciente de electricidad, pero cuando uno les cuenta que en la ciudad de Lima, cerca de Zarate y la central atómica de Attucha, se ve a la gente con la piel quemada por la radioactividad o que la ciudad se ve plagadas de cáncer, diabetes y otras enfermedades, como en Ezeiza, cerca del centro atómico parecen no escuchar y dicen, nosotros necesitamos electricidad, el costo no importa.

Son los mismos defensores de la muerte los que hablan de sus derechos a generar basura en exceso, aunque eso signifique que la gente de Gonzalez Catan se tapen de desperdicios, sus aguas se contaminen y el aire sea nauseabundo. Pero hay que defender la muerte, el derecho a matar. Es la gente que usa perfumes aunque a muchos los pueda afectar, taponar las vías respiratorias, pero tener “rico olor” es mas importante que la salud de otros. Defender la muerte es cuando digo que soy alérgico al látex y el esmalte de uñas me hace mal y la gente se ríe y habla del derecho a pintarse las uñas, ese es el derecho de defender la muerte.
Defender la muerte implica defender a los militares que realizaron una represión sangrienta en la ultima dictadura, por que defender la muerte significa que el orden es mas importante que la vida. Defender la muerte fue cuando Lopez Murphy en el 2.001 quiso transferir recursos de la universidad hacia alimentos y medicamentos que podían salvar vidas los estudiantes “progresistas” marcharon e hicieron renunciar al ministro y volver atrás con la medida, ellos defendían la muerte.
Defender la muerte es olvidar que la vida es uno de los máximos bienes con los que cuenta el ser humano, para revindicar los derechos a la coquetería y la frivolidad. Defender la muerte es una actitud de vida, una actitud que no comparto.

Sebastián Florindo
7 de septiembre de 2007