Tags: empresas

Violencia en la Argentina

por Sebastian Florindo Email

Violencia en la Argentina


La violencia en la Argentina tiene diferentes soluciones, pero todas implica la aceptación de la misma y la decisión de cambiar la situación actual.

En los últimos meses en la Argentina se pregunta como se combate la violencia en el fútbol. Pero cuando uno recorre las calles de Buenos Aires se da cuenta que la situación es mucho mas complicada. Se encuentra a la agresión en todo momento y lugar, desbordes en estaciones de trenes por el mal servicio de estos, intentos de linchamientos a supuestos criminales por la lentitud o mal accionar de la justicia, etc. Pero la violencia no se da solo en episodios sociales, la sociedad argentina se esta acostumbrando a la institucionalización de la violencia. En la Argentina del 2006 los civiles ya no son el único actor violento. Las empresas engendran violencia cuando hacen caso omiso a los justos reclamos de sus clientes ante servicios que cada vez andan de manera mas deficiente, cuando la dificultad para reclamar ante los organismos que deben controlar se vuelve insostenible, la presión por algún lado explota. Esta es una sociedad que aprendió que el estado actúa solo cuando un reclamo se hace mediático y ahí los tiempos burocráticos desaparecen. La sociedad también aprendió que para lograr hacer mediático algún reclamo hay que usar alguna técnica que casi siempre incluye la coerción, que va desde un corte de calle hasta una movilización que muestra su fuerza aunque sea a nivel electoral.

La violencia en el fútbol se puede ver como sintomático y no se va a poder frenar si no se eliminan las verdaderas causas. No existe posibilidad de éxito si no se modifican las bases del sistema socio-estatal. Estatalmente no se puede esperar una solución mágica cuando no existe seguridad y hay temor de la población a denunciar o a actuar. La sociedad argentina por miedo ha perdido el poder de veto. Se sabe que los llamados violentos del fútbol como otros tantos tienen una vida en la cual el entorno social los acoge como si nada estuviera mal, por que si bien ese “todo esta bien” muchas veces se apoya en el miedo, otras veces ese “todo esta bien” se apoya en una solapada complicidad.

La sociedad argentina podrá ser menos violenta solo con una conjunción de seguridad brindada por el estado y un cambio de actitud de todos.
Muchos grupos sociales están en contra de la represión policial y postulan que la solución esta en tomar medidas preventivas que vayan de la mano de la justicia social - algo que comparto totalmente - pero la situación actual es esta y hay que actuar a partir de acá sin culpar eternamente al pasado. Las soluciones deben contemplar tanto los ideales de la no represión como la seguridad de todos los habitantes de esta tierra que se llama Argentina.

29 de noviembre de 2006
Sebastián Florindo

El problema del INDEC

por Sebastian Florindo Email

El problema del INDEC

Mas allá de las cuestiones políticas, que es políticamente incorrecto tener altas tasas de inflación, el conflicto y la desconfianza en el

INDEC genera inflación, pobreza y desempleo. Genera inflación ya que las empresas al no poder confiar en los índices oficiales requieren contratar empleados que se ocupen de calcular la marcha de la economía. Genera pobreza por que este índice viciado dificulta las negociaciones saláriales de los trabajadores, ajustándolas a los índices subestimados lo que sin duda empobrece a este sector. Genera desempleo porque muchas empresas no están dispuestas a invertir en un país imprevisible. Tres problemas, una solución, un INDEC sin ingerencia política.

7 de noviembre de 2007
Sebastian Florindo