Tags: attucha

¿Qué no nos dicen?

por Sebastian Florindo Email

¿Qué no nos dicen?

Cuando nos hablan de ecología, sean grupos pro-vida, gobiernos o medios de comunicación solo dicen algunas cosas: Botnia contamina con sus dioxinas, el asbesto en los techos es cancerigeno, el calentamiento global elevara el nivel de las aguas, las centrales atómicas como Attucha… y muchos etcéteras. Por otro lado se observan nuevas epidemias, aumento de causas de alergias, trastornos en el sueño y dolencias crónicas. ¿Cuánto de esto tendrá que ver con la contaminación?.

No se, ni encontré buena información sobre muchos temas. Se pueden hacer muchas preguntas, de las cuales no tengo respuestas, pero eso no evita que las realice.

Que provoca la exposición constante a las emanaciones de los vehículos ¿eso que respiramos solo afecta los pulmones?

Como afecta nuestra salud la permanente ingesta de cloro en los lugares donde el agua es “potabilizada” ¿No estaremos tomando veneno en cada vaso de agua?

Si la radiación afecta nuestra salud ¿Qué impacto tienen las ondas de radio y televisión?

Creo que seria bueno una información concreta y accesible para todos nosotros.

Sebastian Florindo
27 de diciembre de 2008

¿Como puede haber soberanía?

por Sebastian Florindo Email

¿Como puede haber soberanía?

Malvinas paso y hoy todos nos lamentamos y decimos “que tal si hubiéramos...” Hoy esta en juego nuestra soberanía como dicen varios misioneros, en misiones que se habla portugués, y en Entre Ríos. La histórica lucha que llevan adelante los compatriotas entrerrianos se eclipsa, se eclipsa cuando la gente protesta contra los asambleístas por que no pueden ir de vacaciones a sus casas de Punta del este, o por que Buquebus, empresa uruguaya especula con los cortes subiendo los costos del viaje a Uruguay. ¿Que aprendimos de Malvinas? ABSOLUTAMENTE NADA ¿ donde quedo el apoyo a esta gente que esta defendiendo nuestro suelo, nuestro aire y nuestras aguas. La dulzura de la miel entrerriana se agria con los contaminantes que vendrán de Botnia. La dignidad del pueblo de Gualeguaychu se corroe con las quejas de aquellos ricos que quieren vacacionar en la banda oriental.

Gente de la capital del carnaval, NO DEBIAN cortar los puentes, la vida no importa, importan las vacaciones o semana santa. NO DEBIAN esperar apoyo político ya que muchos funcionarios y dirigentes corruptos tienen sus fondos mal habidos en bancos de Montevideo, que en definitiva son los que financian la construcción de la pastera. ¡Cuan esquizofrénica puede ser una sociedad! La que reclama y apoya a Galtieri con 2 días de diferencia. Pueblo de Gualeguaychu como osan cortar las rutas ¿Acaso son como esos piqueteros que se quedaban en la ruta en Salta cuando los niños morían de hambre? Este es el país que salió a la calle por los ahorros bancarios, el país de la frivolidad. Pero pueblo de Gualeguaychu, no tienen todo perdido sepan que esas aguas con dioxinas van a bajar por el rió Uruguay rumbo a San Isidro y ahí, recién ahí cuando los ricos tengan problemas para llenar sus piscinas van a tener apoyo de los poderosos. Que antes se enfermen chicos de vuestra provincia no va a importar, son pobres. O acaso se dan cuenta que como los vientos de Attucha no apuntan para la gran ciudad rica, en la Capital no se esta enterado que en las calles de Lima, provincia de Bs As , se ve a la gente con la piel quemada, y no por sol, por la radiación atómica, que en la capital nos

reconfortamos con su energía eléctrica, ignorando canceres y diabetes en todas las edades.
La soberanía no se defiende, al menos en argentina, se utiliza, y el pueblo no es soberano, lo son las empresas, por que como decía Karl Marx el derecho del mas fuerte también es un derecho, y todo parece quedar ahi.Pero esta perdida de soberanía no es solo de los pobres, los ricos que viven en lujosos countries ( nuevos ghettos ) ya sienten la inseguridad. Y cabe preguntar y si hubiéramos escuchado los reclamos de Zapala y Cutral-co ¿No tendríamos mas soberanía hoy en nuestro territorio? Si hubiéramos escuchado a los primeros piqueteros ¿Podríamos haber cambiado la historia? NO PODEMOS SEGUIR LAMENTÁNDONOS POR EL PASADO, PERO TENEMOS QUE ESCUCHAR AL PRESENTE PARA UN FUTURO MEJOR Y MUERTOS, HERIDOS Y ENFERMOS EVITABLES NUNCA MAS. NUNCA MAS

Sebastian Florindo
4 de abril de 2007

Defender la muerte

por Sebastian Florindo Email

Defender la muerte

Cuando uno habla del corte de la ruta por parte de los asambleístas de Gualeguaychu en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se encuentra con una mayoría de personas que repudian el corte. Parecería el derecho a vacacionar en Punta del este es mayor al derecho de la gente de luchar por la salud y por la vida.

Pensándolo bien esto parece ser un patrón en la capital del país. Cuando se prohibió fumar en lugares públicos también salieron los defensores de la muerte embanderados bajo el derecho a fumar, a morir, a matar. Cuando los piqueteros cortaban en puente Pueyrredon en el sur de la ciudad a mediados de 2001, eran unos “vagos, negros de mierda” según la opinión general en la parte acomodada de ciudad;

No importaba que los chicos se murieran de hambre, y esto en sentido literal. Muchos chicos morían desnutridos o por falta de atención sanitaria, pero en la zona norte solo se salió a protestar con el corralito. Era mas entendible para este sector social luchar por el derecho a cambiar el auto o irse de vacaciones a Miami que que el sector pobre luche por la vida. Con la crisis energética se habla de poner centrales atómicas para abastecer la demanda creciente de electricidad, pero cuando uno les cuenta que en la ciudad de Lima, cerca de Zarate y la central atómica de Attucha, se ve a la gente con la piel quemada por la radioactividad o que la ciudad se ve plagadas de cáncer, diabetes y otras enfermedades, como en Ezeiza, cerca del centro atómico parecen no escuchar y dicen, nosotros necesitamos electricidad, el costo no importa.

Son los mismos defensores de la muerte los que hablan de sus derechos a generar basura en exceso, aunque eso signifique que la gente de Gonzalez Catan se tapen de desperdicios, sus aguas se contaminen y el aire sea nauseabundo. Pero hay que defender la muerte, el derecho a matar. Es la gente que usa perfumes aunque a muchos los pueda afectar, taponar las vías respiratorias, pero tener “rico olor” es mas importante que la salud de otros. Defender la muerte es cuando digo que soy alérgico al látex y el esmalte de uñas me hace mal y la gente se ríe y habla del derecho a pintarse las uñas, ese es el derecho de defender la muerte.
Defender la muerte implica defender a los militares que realizaron una represión sangrienta en la ultima dictadura, por que defender la muerte significa que el orden es mas importante que la vida. Defender la muerte fue cuando Lopez Murphy en el 2.001 quiso transferir recursos de la universidad hacia alimentos y medicamentos que podían salvar vidas los estudiantes “progresistas” marcharon e hicieron renunciar al ministro y volver atrás con la medida, ellos defendían la muerte.
Defender la muerte es olvidar que la vida es uno de los máximos bienes con los que cuenta el ser humano, para revindicar los derechos a la coquetería y la frivolidad. Defender la muerte es una actitud de vida, una actitud que no comparto.

Sebastián Florindo
7 de septiembre de 2007