Tags: argentina

Batán, más que una cárcel

por Sebastian Florindo Email

Batán, más que una cárcel

Batán es una de las cárceles más conocidas, y no por estar cerca del destino turístico más popular del país, si no por haber alojado al ex campeón mundial de boxeo Carlos Monzón: Pero sin dudas ambas características son inseparables que ya Monzón termino ahí por un hecho ocurrido en sus vacaciones.

Pero Batán no es solo una de las llamadas "cárceles modelos" sino que es un modelo de deshumanización y degradación, con una alimentación que no supera los 200 gramos diarios de mala calidad, según denunciaron el defensor ante Casación, Mario Coriolano; la defensora general marplatense, Cecilia Boeri, y la secretaria de Ejecución Penal de esa jurisdicción, Fabiana Danti, y que fue corroborado por el Juez de Necochea Mario Juliano [1]
Esta cárcel recoge unos eventos poco conocidos de la historia argentina, de una Argentina que se había globalizado, que había incursionado militarmente en casi todo el globo. Es sabido que la independencia argentina, o en aquel entonces Provincias Unidas del Rio de la Plata hubiera sido más difícil si Francia no hubiera invadido España provocando la orfandad local. Sin embargo Francia no solo le dio sentido de oportunidad a la argentina para independizarse de España, también proveyó de uno de los militares argentinos más notables: Hipólito Bouchard(1780-1837), quien cobro relevancia en los mares.

Bouchard estuvo al mando del crucero corsario "La Argentina" entre 1817 y 1819, sus acciones fueron muchas, se intento bloquear Manila, actual capital de Las Filipinas, se tomo el puerto de Santa Cruz - también en Las Filipinas; se desistió de tomar la costa china; se asedio Hawai - y se dice que el rey Kamehameha, habría aceptado la soberanía de las provincias unidas del Rio de la Plata; se tomo Monterrey -actual México- a fines de 1818, y de ahí se tomo un rancho en la actual Santa Bárbara, California, Estados Unidos, y luego la isla de Santa Cruz cercana a California. Ya en 1819 se bloquearon puertos mexicanos, luego se ataco al territorio centroamericano y el periplo termino en Valparaiso, Chile, cuando Bouchard se unió a la lucha independentista de San Martin.
Sin dudas Las Provincias Unidas del Rio de la Plata ya tenían identificación con el nombre Argentina, sin dudas la Argentina recorrió el mundo con imperio liberador, luchando contra el alicaído imperio monárquico, era el imperio de las ideas de Esteban Echeverría que iba junto a Bouchard, era el imperio argentino. Como recuerdo de la aventura imperial argentina surgieron la histórica bandera filipina adoptada por el Katipunan en 1897 que con su sol recuerda a nuestra insignia patria ya que posee el mismo diseño facial, así como también, aunque en menor medida y con un sol un poco distinto, la actual bandera de las filipinas; y la indudable similitud en colores - aunque no en forma- con la actual bandera de Guatemala, y las aun más parecidas Nicaragua, El Salvador, y Honduras con sus franjas celeste, blanca y celeste como la Argentina, con la sola modificación del escudo central.

En la cárcel bonaerense la libertad muto en encierro, los bastos océanos en pequeñas cubetas de agua estancada. La cárcel que tomo su nombre del imperio argentino, es el nombre de una isla asediada por La Argentina, el crucero corsario de las Provincias Unidas del Rio de la Plata. Batan fue una batalla económica y cultural en el siglo XIX, Batan es una batalla económica y cultural en el siglo XXI: Solo que ahora la cultura no es de libertad, si no de encierro; no de comercio, si no de escases. El imperio militar se transformo en un imperio policial, los soldados y marinos, en guardia cárceles; los otros- que eran los de afuera-, ahora son los de adentro, porque Batán es como diría Karl Marx: "Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvido de agregar: una como tragedia y la otra como farsa" [2] ya que una acción militar siempre es una tragedia y creer que cárcel de Batán es seguridad, como vimos, es una farsa

[1] http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-221435-2013-06-03.html Vista el 25 de junio de 2014
[2] Karl Marx: "Las luchas de clases en Francia de 1848 a 1850" y "El dieciocho brumario de Luis Bonaparte" Pag 213. Colección Austral, Ed. Espasa Calpe 1995
Sebastián Florindo 28 de junio de 2014

“Historia de las ideas en la Argentina" Oscar Terán

por Sebastian Florindo Email

Termine de leer “Historia de las ideas en la Argentina – Diez lecciones iniciales, 1810-1980” de Oscar Terán.

Creo que podría ser un mejor libro, no encontré tesis ni conclusiones; solo una colección de anécdotas, lo que no va con mi estilo mas “filosófico”. También encontré muchas partes tendenciosas sin una correcta explicitación de la ideología del autor. Creo que podría ser un mejor escrito, la temática da para que lo sea, tampoco me pareció adecuado que de las más de 300 páginas, el último 25% del período ocupe apenas poco más de 50 páginas, o sea menos del 17%, claramente subrepresentada la contemporaneidad.

Sobre las modas

por Sebastian Florindo Email

Sobre las modas

El diccionario de la real academia española define a la palabra moda como “Uso, modo o costumbre que está en boga durante algún tiempo, o en determinado país...” ( web: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=moda Vista el 12 de abril de 2007) la moda según el diccionario se refiere usualmente al vestido pero también encontramos modas culturales y hasta de justicia. La argentina suele tener la desgraciada costumbre de poner de moda la lucha por determinado hecho, se puede recordar la moda “No se olviden de Cabezas”, periodista asesinado, la moda del cacerolazo, por los ahorros bancarios; pero surge una pregunta ¿la moda puede estar referida a la ética y la moral? Sin duda, la moda ética y moral es un síntoma de una ética y moral profunda, la ética del no compromiso. Si todos parecen haberse olvidado del periodista cabezas cabe esperar que Fuentealba, el docente asesinado en Neuquen en una manifestación, también pase al olvido en un tiempo mayor o menor.

Si la ética y la moral quedan al arbitrio de las modas esto tiene consecuencias para el desarrollo de una sociedad imprimiendo etapas de marchas y contramarchas en distintas direcciones. El cambio en los caminos del desarrollo termina implicando un desgaste sin sentido, ya que muchas veces las luchas sociales y políticas son abandonadas antes de lograr la justicia o el cambio cultural enfrascándose las masas en nuevos pedidos de justicia. De acuerdo a esta conducta basada en modas de la sociedad, la dirigencia política termina actuando de la misma manera, tratando de reflejar los cambiantes ánimos populares con el fin de obtener parte del electorado. Estos cambios dan al país una imprevisibilidad que terminan repercutiendo en la seguridad jurídica y por ende en la capacidad de atraer inversiones, afectando en ultima instancia a la población en su conjunto.
Por eso me parece que como sociedad nos tenemos que plantar en una postura ética y moral coherente con el fin de conseguir justicia de aquellas cosas que creamos que son justas y ahuyentar a todos aquellos especuladores ocasionales que lucran con nuestra indecisión.

Sebastián Florindo
12 de abril de 2007