Estudiar de memoria

por Sebastian Florindo Email

Estudiar de memoria

Estudiar de memoria, en los últimos tiempos ha sido muy cuestionada ya que prevalece una tradición educativa que lo devalúa. Estudiar de memoria no sirve de mucho en esta ideología, en la cual importa tener en claro los conceptos y la lógica, pero haciendo un análisis con mayor profundidad se descubre que no es así. Muchas veces no se puede acceder a material de consulta y solo sirve lo que se aprendió de memoria, ¿se imaginan un psicólogo que en plena sesión de terapia le diga al paciente “yo comprendo lo que le sucede, pero me diría su nombre, edad y estado civil que no lo recuerdo”?, le destruiría su autoestima, o encontrar un abogado que le diga a su cliente, “discúlpeme que no lo pude representar adecuadamente, yo conozco a la perfección el sistema legal y el espíritu de las leyes, pero no recordaba la especifidad de la norma que era necesaria para la correcta representación” los ejemplos son miles y variados pero desgraciadamente, la disponibilidad de datos específicos a veces es cuestión de vida o muerte como podría ser en el caso de un medico que no tenga los datos disponibles de una medicina, y hoy por hoy la mejor manera de tener disponibilidad de datos es haberlos aprendido de memoria.

La educación es un proceso que nos debe formar como profesionales y ciudadanos completos, no me parece bien que se resigne una parte de la formación simplemente por que no nos gusta o por que va a en contra de la ideología dominante. Por otro lado tampoco se puede negar la eficiencia que se ve en la historia en la transmisión de conocimientos impartidos de memoria y dogmáticamente. Pasaron mas de 3500 años y muchos reconocerán la frase “vio que la luz era buena, y separó la luz de las tinieblas” la vida tiene imprevistos y la universidad en cierta medida nos tiene que enseñar a enfrentarlos, nos guste o no.

Sebastián Florindo
Escrito el 28 de diciembre de 2006

No feedback yet

Comentarios cerrados para esta publicación